Un mercado todavía alcista en busca de un posible techo en verano.

La situación de los índices se mantiene en general estable pese a acontecimientos diversos que han afectado puntualmente al mercado pero sin provocar ningún movimiento sostenido relevante. La fase de consolidación de las últimas semanas se está prolongando algo más de lo previsto pero de momento los índices europeos mantienen los niveles de soporte de corto plazo por lo que la tendencia alcista sigue vigente. En consecuencia seguimos esperando avances adicionales a corto plazo en espera de un techo más importante algo más adelante.

El argumento para esperar una fase correctiva durante el verano es que la subida acumulada desde diciembre ha alcanzado ya una magnitud difícilmente sostenible mucho más tiempo sin una pausa que suavice la pendiente y elimine los niveles de sobrecompra extremos. Esta eventual corrección no supondría en todo caso el fin del ciclo alcista que esperamos continúe en 2018. Teniendo en cuenta el tramo alcista que estaríamos corrigiendo (la subida desde diciembre), esperaríamos una corrección de unos pocos meses de duración y un retroceso del orden del 10% en los índices tanto en EEUU como en Europa.

En el corto plazo la dinámica se mantiene todavía alcista en la mayoría de índices y sectores. En Europa tan sólo el sector energético ha roto una zona de soporte aparentemente importante que señalaría que este sector se encuentra en fase correctiva. En el resto de sectores de momento la tendencia alcista se mantiene apoyando la idea de que los índices pueden tener todavía algún recorrido adicional antes de un techo.

Los índices norteamericanos siguen en terreno de máximos históricos por lo que su tendencia alcista es evidente. Los indicadores de mercado que seguimos empiezan a mostrar algunas divergencias que podrían ser anticipo igualmente de una próxima corrección aunque todavía no se ha manifestado. Esta semana se ha producido una brusca caída en el Nasdaq pero sólo de un día de duración. Puede ser un primer aviso pero de momento no es suficiente para asumir un techo por lo que también aquí cabe esperar nuevos avances a corto plazo en principio.

Sectores Eurostoxx : los sectores defensivos han tenido una subida explosiva en los últimos meses que necesitaría de un proceso de corrección/consolidación.

Recursos Básicos mantiene una importante corrección pero dentro de una tenencia alcista.

El sector energético es el único de momento que ha roto soportes importantes quebrando su estructura alcista.

Los sectores más fuertes siguen alcistas pero sus intensas subidas desde diciembre apuntan a la necesidad de una fase de consolidación/corrección no muy lejana.

Entre los cíclicos hay un poco de todo.

Sorpresa negativa en Telecom, un sector defensivo que se ha descolgado del buen comportamiento del resto.