Los índices europeos deberían estar finalizando su fase correctiva de los últimos meses.

En líneas generales el escenario que veníamos manteniendo de “una fase correctiva durante el verano” se ha cumplido en los índices europeos. Una vez alcanzados los objetivos más probables de corrección que habíamos señalado en los principales índices (Ibex 10.200, Eurostoxx 50 3.400, Daxk 5.600, etc.), y transcurridos casi cuatro meses desde el inicio de la corrección, creemos que el suelo de la corrección debería estar muy cerca si es que no se ha alcanzado ya. En consecuencia, creemos que en los próximos meses los índices europeos van a desarrollar un nuevo tramo alcista cuyo objetivo sería en principio volver sobre los máximos de 2015 (Ibex 11.880, Eurostoxx 50 3.840, etc.).

La situación en los índices norteamericanos ha evolucionado de forma diferente y no se ha llegado a concretar una fase correctiva de la importancia de la europea. Tras el fuerte impulso que siguió a las elecciones de noviembre, y que se prolongó hasta el mes de marzo, los índices norteamericanos han entrado en una dinámica más lateral aunque con un ligero sesgo alcista. Han tenido varios amagos de corrección que no han acabado de concretarse y rápidamente se recuperaban logrando pequeños avances marginales. Esto nos deja una situación más difícil de analizar que en Europa. ¿Ha sido este movimiento lateral-alcista de las últimas semanas “la corrección que esperábamos durante el verano”? ¿Está todavía por llegar? El escenario que de momento consideramos más probable es que la tendencia alcista va a continuar en EEUU en los próximos meses y que el riesgo de una corrección importante ha quedado atrás de momento.

En lo esencial, por tanto, mantenemos el escenario que venimos defendiendo desde el año pasado. Una vez dejada atrás la fase correctiva de 2015-16, los índices mundiales fueron iniciando una nueva fase alcista a lo largo de 2016 en la que nos encontramos todavía y esperamos se prolongue en los próximos meses. El movimiento de los índices desde la primavera ha sido unasimple corrección de grado menor dentro de ese proceso y creemos que está en proceso de finalizar. En los próximos meses, por tanto, esperamos la vuelta a un escenario netamente alcista en la mayoría de índices mundiales.

En los índices europeos tenemos referencias de posibles objetivos que se corresponden en general con los máximos previos a la corrección de 2015-16. Los índices norteamericanos están en máximos históricos y es más difícil establecer posibles objetivos. Algunos índices concretos como el Nasdaq o el índice de small caps nos permiten pensar en un movimiento todavía importante antes de un posible techo en los próximos meses con un avance potencial del orden del 20% como orden de magnitudes aproximado.