Los índices norteamericanos aguantan, Europa sigue su deriva bajista.

Los mercados siguen en fase de incertidumbre con intentos de recuperación que no se consolidan y recaídas que mantienen de momento la presión bajista en el mercado.

La situación general es que desde principios de año se está desarrollando una fase correctiva en los índices bursátil que de momento no ha dado señales de haber finalizado. En los índices norteamericanos esta corrección se está desarrollando en forma de un movimiento lateral con unos niveles de soporte muy definidos (S&P 500 2.550, Dow Jones 23.500, Nasdaq Composite 6.600). Mientras esos niveles no sean rotos la tendencia principal del mercado norteamericano es alcista y cabe esperar que el movimiento al alza se reanude en próximos meses.

En Europa, sin embargo, la situación es más complicada. La corrección de los últimos meses se está desarrollando por un canal bajista lo que implica que con el paso del tiempo se van alcanzando niveles inferiores. Esta semana, concretamente, los principales índices europeos han roto a la baja el rango de consolidación de las últimas semanas amenazando con un nuevo tramo bajista importante.

El Eurostoxx 50 se encuentra todavía en una zona de soporte potencial, sobre el 3.070, donde confluyen la directriz alcista de largo plazo, la base de su canal bajista de los últimos meses y el retroceso del 61,8% del proceso alcista de 2016-17. Se abren dos posibles escenario para los próximos meses:

En la medida en que los índices norteamericanos sigan aguantando por encima de sus soportes, todavía sería posible que los índices europeos tiendan a estabilizarse en sus niveles actuales pese a la caída de esta semana. Si el Eurostoxx 50 aguanta en la zona del 3.070 podría entrar en un proceso de estabilización que en algún momento en los próximos meses deje paso a una recuperación sostenida.

La alternativa es que el proceso bajista actual se prolongue todavía algunos meses y los índices europeos acaben cayendo a la zona de mínimos de 2016 (Ibex 7.800, Eurostox 50 2.700, etc.) que implicaría caídas adicionales del orden del 10% en Europa. Las incertidumbres sobre la guerra comercial con China y el Brexit va a ser difícil que se resuelvan hasta febrero/marzo lo que apunta a que, en el mejor de los caso, podríamos asistir a un mercado en fase de estabilización hasta entonces. En el peor, a la continuidad de la deriva bajista actual.

Los sectores que están liderando la corrección en Europa en los últimos meses siguen bajistas, aunque acercándose a niveles de soporte muy importantes (-5%-10% de posible caída adicional: Autos, Bancos, Salud, Recursos Básicos). Mientras no haya un suelo en estos sectores no veremos una recuperación sostenida del mercado.

Los sectores más defensivos con elevada rentabilidad por dividendo están ejerciendo de sectores refugio en las últimas semanas.

Los sectores de crecimiento que han liderado al mercado en los últimos años (Tecnología, Consumo …) están tratando de estabilizarse en las últimas semanas pero todavía no dan señales claras de haber formado un suelo.