El rebote se consolida reforzando nuestra confianza en un suelo relevante.

El rebote iniciado a finales de diciembre en las bolsas mundiales sigue su curso pese al entorno pesimista sobre la evolución de la economía global y la europea en particular. El escenario general que estamos considerando más probable es que la fase correctiva de los últimos meses ha finalizado y que hemos iniciado un proceso de recuperación sostenible que podría prolongarse en los próximos 1 a 3 años probablemente.

Los índices norteamericanos han caído un 20% desde sus máximos de septiembre hasta el mínimo a finales de diciembre. Esta caída ha retrocedido un 50% del ciclo alcista de 2016 a 2018. Estas cifras son consistentes con lo que cabe esperar de una corrección importante dentro de un mercado alcista en ausencia de una recesión económica. Desde el final de la 2ª guerra mundial sólo una corrección, la del crash de 1987 superó ampliamente el 20% de caída sin que hubiera una recesión por medio. Correcciones de hasta un 20% ha habido muchas a lo largo de la historia, pero pocas que hayan superado ese listón. Eso sí las que han superado el 20% de caída se han ido al 40-50% y han supuesto graves crisis económicas y financieras.

En consecuencia, creemos que es bastante probable que hayamos visto el suelo de la corrección en los índices norteamericanos. Más incierto es cómo puede desarrollarse el proceso de recuperación. De momento estamos asistiendo a un rebote muy intenso, casi simétrico a la caída, pero en principio no vemos probable que la situación continúe así de forma indefinida. Más probablemente podemos tener un escenario de consolidación en un rango amplio durante los próximos meses. Tácticamente eso puede aconsejar cierta prudencia en niveles algo superiores a los actuales que detallamos en los gráficos siguientes.

Asumimos un escenario similar en los índices europeos. Vemos probable que se hay alcanzado un suelo importante y creemos que en próximas semanas el rebote podría prolongarse todavía hasta los niveles de resistencia intermedios más importantes. Un escenario de consolidación amplio en próximos meses sentaría las bases de una recuperación sostenida más adelante cuyo objetivo sería volver hacia los niveles que vienen frenando a los índices europeos desde hace años (Ibex 11.500-12.000, Eurostoxx 50 3.700, etc.

Un repaso a los índices sectoriales del Eurostoxx permite reforzar nuestra percepción de que hemos podido formar un suelo en Europa también. La mayoría de sectores han rebotado en niveles de soporte clave y apuntan a una fase de rebote importante en el peor de los casos, y potencialmente a un tramo alcista sostenido a medio plazo.

INDICES SECTORIALES EUROPEOS: