APERTURA MERCADO

AYER

El acuerdo alcanzado ayer en Washington permite asegurar la financiación del gobierno hasta el 15 de enero y suspende el límite de deuda hasta el 7 de febrero sin contrapartida alguna conocida. La pelea de fondo entre la pretensión de los republicanos de reducir el gasto público a medio-largo plazo, particularmente el gasto en sanidad, y la de Obama de subir los impuestos a las rentas altas para reducir el déficit, sigue sin solucionarse. Detrás de esta disputa hay una creciente polarización ideológica que hace cada vez más complicado alcanzar acuerdos en situaciones como la actual en que el Congreso tiene una mayoría del partido en la oposición.

La cuestión ahora es si cabe esperar una repetición de la situación en el mes de enero cuando nos acerquemos a la nueva fecha fijada para el límite de deuda. La intención de Obama es separar la cuestión del límite de deuda de la negociación política, y en este sentido el desenlace de la crisis actual puede considerarse una victoria para él. Es difícil que los republicanos vuelvan a forzar otra vez la misma situación teniendo en cuenta el desgaste que ha supuesto para ellos y que el año que viene hay «midterm elections». El reto es que sean capaces de llegar a acuerdos duraderos, algo a los que supuestamente se han comprometido para firmar la tregua.

La otra gran cuestión pendiente es la retirada de estímulos de la Fed. La elección de Yellen para suceder a Bernanke parece apuntar a que el proceso va a ser muy lento y es probable que en la próxima reunión tampoco se inicie el «tapering». En principio esto es positivo para los mercados que en próximas semanas podrían centrarse más en la publicación de resultados del tercer trimestre.

Los índices americanos cerraron ayer con subidas importantes, superiores al 1% en general. A lo largo del día se fué haciendo evidente que se iba alcanzar el acuerdo lo que propició el buen tono del mercado. Indices como los de small caps o el Nasdaq ya han superado sus máximos anuales mientras el Dow y el S&P quedaron ayer muy cerca de ellos.

En Europa las subidas fueron más suaves quedando por debajo del 0,5% en general. El Ibex avanzó un 0,75% después de caer un 0,7% al inicio de la sesión. Esta mañana, en su presentación de resultados, Carrefour ha afirmado que ven indicios de estabilización en España. De momento la cosa no pasa de «estabilización» pero obviamente éste el paso previo al crecimiento que podríamos ver en próximos meses. La noticia negativa es el preconcurso de Fagor para intentar refinanciar una deuda de 1.000 millones de euros.

ESTA NOCHE

Subidas moderadas en Asia con el MSCI Asia-Pacific subiendo un 0,8% esta noche. El acuerdo en EEUU ha sido también la excusa dominante para las subidas y la Bolsa china de nuevo se ha desmarcado con una caída del 0,4%. Mañana se publican datos del PIB chino en el tercer trimestre con una previsión de crecimiento del 7,8% frente al 7,5% del trimestre anterior.

Los índices europeos han abierto con descensos que se han acercado al 1% en algún momento. La confirmación de un acuerdo ampliamante anticipado por el mercado explica esta toma de beneficios en las Bolsas europeas. El Ibex se mantiene con descensos ligeros del orden del 0,2%.

TÉCNICO

Los índices europeos se mantienen en tendencia alcista muy firme y de momento parece razonable esperar nuevos avances en próximas semanas. Lógicamente esto incluye correcciones de corto plazo de vez en cuando que es difícil anticipar. Si acaso, podemos manejar posibles niveles de soporte a los que caer en el caso de que se produzca una corrección.

En el caso del Dax el objetivo de un recorte de corto plazo, si se produjera ahora, sería la zona del 8.700 aprox. Por arriba hay una confluencia de canales en la zona 8.950-9.000 que podría ser un objetivo a corto plazo y posible zona de resistencia.

El Ibex tiene un escenario más abierto porque la verticalidad de su subida nos deja sin niveles de soporte y resistencia claros cerca. El primer nivel de soporte sería el 9.625 por lo que asumiríamos que en caso de recorte de corto plazo el Ibex tendería a rebotar en esa zona. Por arriba no hay referencias claras aunque tal vez el 10.000 pueda ejercer de atracción y de resistencia en los próximos días.

Los índices norteamericanos apuntan a nuevos máximos en próximos días con una referencia para el S&P 500 sobre el 1.760 aprox. que es el techo de un canal alcista de largo plazo.