Comentario de mercado

Principios de acuerdo en el Brexit y la guerra comercial, todavía pendientes deconfirmación. Noticias positivas en los dos frentes políticos que vienen siendo causa deturbulencias en los mercados en los últimos meses. EEEUU y China llegaron a unprincipio de acuerdo que ha permitido cancelar la nueva subida de aranceles previstapara el 15 de octubre. Las negociaciones van a continuar en las próximas semanas y estáprevisto que en un mes se firme el acuerdo definitivo que traiga una tregua duradera.Permanece cierto escepticismo sobre el alcance del acuerdo, pero al menos parecedescartarse el escenario más negativo de ruptura de las negociaciones y escalada total delos aranceles. Por su parte la Unión Europea y el Reino Unido han alcanzado un acuerdosobre el Brexit que implicaría su salida definitiva de la UE el próximo 31 de octubre.Queda un último escollo: el acuerdo tiene que ser aprobado por el Parlamento británicomañana sábado y no es seguro que Johnson cuente con la mayoría necesaria. Hasta en tresocasiones el Parlamento rechazó el anterior acuerdo negociado por Theresa May.Veremos si esta vez es aprobado o bien volvemos a la incertidumbre de un aplazamiento y elecciones anticipadas.

Avances de las Bolsas, especialmente las europeas. Las expectativas de un acuerdo sobreel Brexit han impulsado a las Bolsas europeas en los últimos días a sus máximos anuales,aunque todavía no se ha producido una ruptura clara de las importantes zonas deresistencia en que se encuentran. La rotación hacia los sectores cíclicos más castigados enlos últimos meses sigue su curso, lo que es un indicador positivo de confianza en larecuperación de la economía en los próximos meses. La Bolsa norteamericana se mantienetambién cerca de sus máximos, pero con un tono más bien lateral. El posible acuerdo conChina no ha sido suficiente para salir del rango de las últimas semanas, y los inversoressiguen a la espera de la confirmación definitiva de un acuerdo comercial duradero. Lasincertidumbres sobre la economía tampoco se han disipado de momento, pero lasprevisiones de organismos como el FMI asumen que 2019 será el punto más bajo de ladesaceleración y proyectan para 2020 una recuperación del crecimiento en la mayoría deáreas geográficas.

En general las Bolsas subieron en las semanas previas a las fechas clave para los acuerdos. El anuncio de un principio de acuerdo entre EEUU y China fue seguido de un día de subidas, pero éstas no han tenido continuidad de momento. Las Bolsas de ambos países no han logrado todavía superar sus resistencias y se mantienen en los rangos laterales de las últimas semanas.

Acuerdo sobre el Brexit. El gobierno del Reino Unido y la Comisión Europea lograronayer sellar un nuevo acuerdo para un Brexit ordenado. Este acuerdo implica algunoscambios sobre el anterior negociado por Theresa May que fue rechazado tres veces por elParlamento británico. El último escollo ahora es ver si el Parlamento lo aprueba en lasesión que tendrá lugar mañana sábado. La ventaja de este acuerdo para los partidariosdel Brexit es que elimina la salvaguarda de Irlanda que se veía como un riesgo para que elReino unido se viera atrapado indefinidamente en la UE. Con el nuevo acuerdo, alfinalizar el período transitorio dentro de dos años el Reino Unido saldrá definitivamentede la unión aduanera sin estar condicionado por la salvaguarda, y sus relacionescomerciales con Europa y el resto del mundo se regirán por las nuevas normas que habráque negociar en los próximos meses.

Posibilidades de aprobación. Para alcanzar la mayoría en el Parlamento Johnson cuentacon unos 250 votos de los fieles de su partido, pero necesita convencer a tres gruposdiputados de características diferentes. Por un lado, a los duros del Brexit que votaban encontra del anterior acuerdo porque querían un Brexit más duro. Es probable que con laeliminación de la salvaguarda consiga su voto. Por otro lado, a los diputados que hanabandonado su partido porque se oponían a la estrategia de Johnson de forzar un Brexitsin acuerdo. Este grupo es más dudoso, aunque es probable que parte de él también lovote a favor. Finalmente hay un grupo de diputados laboristas partidarios del brexit quedeberían votar a favor para poder sumar mayoría. También hay dudas con este grupo. Endefinitiva, se mantiene un alto grado de incertidumbre sobre el resultado de la votaciónde mañana. En caso de rechazo del acuerdo se tendría que pedir un nuevo aplazamientopara que se celebraran elecciones y, en función de la composición del nuevo Parlamento,veríamos si finalmente se puede aprobar el acuerdo o bien se va a un escenario diferenteque aleje la posibilidad del Brexit. Las Bolsas europeas han estado particularmente fuertesen los últimos días, pero ayer justo se pararon en niveles claves de resistencia en espera dela votación del Parlamento británico de mañana.

El crecimiento más bajo del PIB global desde 2015. Continúa el proceso de revisión a labaja de las estimaciones de crecimiento que se inició en el segundo semestre de 2018 trasel estallido de la guerra comercial. Las recientes previsiones del FMI apuntan a uncrecimiento del PIB global del 3,0%, el más bajo desde el 2,5% de 2012. Esto supone dosdécimas menos que la previsión de julio y tres menos que en abril. El proceso de rebajasestá siendo generalizado en la mayor parte del mundo, aunque algo más intenso en laseconomías emergentes. Destaca en negativo la rebaja de Latinoamérica con Brasil yMéxico creciendo 1,2 puntos menos de lo que se preveía en abril. En la eurozona destacael gran ajuste a la baja de Alemania que en 2019 va a crecer un mero 0,5% frente al 1,5%del año anterior.

Proyecciones FMI: previsiones actuales y diferencia respecto a previsiones en julio y abril.

La parte positiva: se espera una mejoría del crecimiento el año que viene. Las malasprevisiones de crecimiento para 2019 en el fondo no es lo más relevante para losmercados. La situación presente de la economía no es en sí misma importante para losmercados puesto que todo lo que es conocido está ya descontado en los precios. Esrelevante en la medida en que nos da pistas sobre su evolución futura. Si de losindicadores económicos que se van publicando se puede deducir que la economía va aseguir deteriorándose los mercados mantendrían un comportamiento bajista. Sinembargo, desde principios de año se ha producido un notable rebote en las Bolsas y losíndices están amenazando superar niveles de resistencia muy importantes. Estecomportamiento sugiere que los inversores no esperan un continuo deterioro de laeconomía sino más bien una recuperación en próximos meses. Las previsiones del FMItambién asumen que 2019 será el suelo de la desaceleración y que 2020 será mejor.

De momento los indicadores económicos europeos no dan clarasmuestras de mejoría. La producción industrial en Alemania harepuntado ligeramente en agosto y las ventas de autos en la eurozonahan crecido en septiembre por primera vez en 12 meses, veremos sihay continuidad en meses siguientes.

La curva de tipos de EEUU (10 años – 2 años) ha estado fugazmenteinvertida, pero está repuntando recientemente. En 2006-07 estuvomucho tiempo invertida antes de la Gran recesión.

El repunte de la rentabilidad de los bonos en Europa sería otro indicio positivo sobre la economía que está contribuyendo en las últimas semanas a la rotación hacia sectores cíclicos en Bolsa.

El diferencial de rentabilidad entre el Bono USA y el alemán se estáreduciendo desde principios de año. Esto debería favorecer unfortalecimiento del euro frente al dólar, que a su vez podría reforzar laincipiente rotación hacia la Bolsa europea /desde la americana)

El gran ciclo alcista de la Bolsa europea en 2003-2007 se desarrolló con un euro alcista frente al dólar.

Con algunos titubeos en las últimas semanas, pero las previsiones debeneficios en Europa se mantienen positivas desde principios de añoy los analistas siguen proyectando crecimientos del 10% en los dospróximos años. Esto permite pensar en un escenario moderadamentealcista en próximos meses.

En España el crecimiento previsto es algo inferior (+7% anual) pero las valoraciones muy deprimidas permiten esperar también un movimiento de recuperación significativo.

Invertir a largo plazo: una década perdida, ¿o no tanto?

En el gráfico siguiente hemos reflejado la evolución de diversas clases de activos desde el31 de diciembre de 2017. Es un punto de inicio especialmente negativo puesto que en losmeses siguientes se desencadenó la Gran Recesión que provocó caídas en las bolsas delorden del 50%.

Visto desde la perspectiva de las bolsas europeas, sin duda ha sido una década perdida.El rendimiento medio de la bolsa europea desde 2007 ha sido del 0,9% anual incluyendodividendos. Curiosamente la evolución de la Bolsa europea ha sido muy similar a la delos países emergentes que ha sido la otra clase de activo con un pobre comportamiento.Otras clases de activos, sin embargo, han tenido unas rentabilidades bastante aceptables,lo que ha permitido que para un inversor diversificado enfocado al largo plazo esta nohaya sido una década perdida ni mucho menos.

La bolsa norteamericana por ejemplo ha dado una rentabilidad del orden del 9% anual,tanto en grandes compañías como en small caps. Y sobre todo los bonos de todo tipo handado rentabilidades muy elevadas desde el 7,6% anual de los bonos “high yield”, cercadel 5% en bonos del tesoro y corporativos “investment grade”, hasta el 3,5% de los bonosemergentes. Sin duda unas rentabilidades muy atractivas en el entorno de inflación muybaja de estos años.

Además, estas rentabilidades están penalizadas por tomar como punto de partida el peormomento posible antes de la gran crisis. Para captar mejor las rentabilidades promedio delos activos en la última década hemos tomado como punto inicial el mes de octubre de2008. Como se aprecia en el gráfico siguiente la rentabilidad desde esa fecha sería lapendiente de la línea roja que es una buena aproximación a la pendiente media de la bolsaeuropea en los últimos 10 años. Es decir, en promedio, los inversores que han invertido enbolsa europea durante los últimos 10 años y han mantenido la inversión hasta hoy hanobtenido una rentabilidad igual a la que marca esta tendencia, que es de un 5,7% anual.

Tomando este período como referencia las rentabilidades de las diferentes clases de activos serían bastante superiores en los activos de más riesgo (Acciones, Bonos High Yield) y similares en el caso de los bonos de menor riesgo:

Análisis Técnico