El fuerte rebote deja a los índices mirando de nuevo a sus máximos.

El fuerte rebote de los últimos días en los principales índices norteamericanos y europeos ha disminuido la presión bajista en el corto plazo y nos sitúa más bien en un escenario de vuelta hacia los máximos recientes. Más difícil es saber si este movimiento forma parte de un proceso lateral o de formación de un techo, o si simplemente la corrección ha acabado y volvemos a un entorno netamente alcista. De momento la caída de estos días pasados ha servido para dejarnos niveles de soporte muy definidos cuya pérdida nos confirmaría una corrección de cierta importancia. En los próximos días veremos si el intento de vuelta a los máximos de los índices se convierte en un proceso generalizado y convincente o si empiezan a aparecer divergencias entre índices que nos puedan dar una pista de que estamos más bien formando un techo.

Los índices europeos han respetado en la corrección sus niveles de soporte de corto plazo así como su directriz alcista. De momento, por tanto, un posible techo podría limitarse a dar lugar a un movimiento lateral entre los máximos que puedan marcarse en próximos días y los mínimos recientes. Estos niveles de soporte clave serían el 9.000 en el Dax y el 2.900 en el Eurostoxx 50.

El Ibex está mostrando cierta debilidad relativa durante el rebote de los últimos días. Veremos si es capaz de volver hasta el 10.575 o si se atasca en la zona del 10.250 que sería el nivel de resistencia anterior. En todo caso también tiene un nivel de soporte muy definido en el 9.700 que mientras no lo pierda mantiene la tendencia alcista.

Los índices norteamericanos han resultado más difícil de analizar porque no tienen niveles de soporte tan definidos. Las caídas de días atrás rompieron las directrices alcistas que estábamos manejando pero el fuerte rebote de estos días ha neutralizado su potencial bajista y ahora no se puede descartar que la corrección haya acabado. El Nasdaq ya ha logrado nuevos máximos aunque hay índices como los de small caps que se han quedado claramente atrás en la subida.

Por lo que se refiere a los indicadores técnicos, el nivel de optimismo ha caído considerablemente en datos semanales aunque la media de 10 semanas sigue siendo consistente con una pausa en el proceso alcista. Si es así, la subida actual no debería ir mucho más allá de los máximos recientes y dejar paso al menos a un proceso de consolidación lateral prolongado.

indra