COMENTARIO DE MERCADO

La sesión de ayer en Wall Street vino marcada por el dato de empleo del mes de septiembre. La creación de 148.000 empleos netos quedó muy por debajo de la previsión de 180.000 y de la media de los últimos 6 meses de 165.000. Aunque de este dato no se deduce una desaceleración clara en el ritmo de creación de empleo en EEUU, lo cierto es que la reacción del mercado parece reflejar la percepción de que la Fed va a retrasar el inicio de la retirada de estímulos de forma significativa. El dólar se debilitó hasta caso el 1,38 con el euro, y la rentabilidad de los bonos a 10 años cayó por debajo del 2,50%.

Los índices norteamericanos subieron con claridad tras el dato arrastrando a las Bolsas europeas detrás, particularmente al Dax alemán que llegó a subir casi un 1,5% aunque cerró con un avance del 0,9%. El Ibex se mantuvo toda la sesión relativamente débil sin ser capaz de seguir el avance del resto de índices y cerró ligeramente en negativo.

La debilidad que empezó a manifestarse durante la sesión de ayer ha continuado esta noche en Asia con descensos moderados de los índices que en el Nikkei han llegado al 2% y en el resto de índices han sido del 1% en promedio. La apertura de los índices europeos también muestra cierta presión bajista que en el caso del Ibex es de cierta intensidad con un retroceso superior al 1%.

El único factor nuevo esta noche ha sido el repunte de los tipos en el interbancario en China que se cita como razón principal del mal tono de las Bolsas en Asia. Las eternas dudas sobre la solvencia de los bancos chinos resurgen de vez en cuando, aunque no parece que la corrección de las Bolsas tenga mucho que ver en esta ocasión con esa cuestión y más bien parece una consecuencia normal de las fuertes subidas de días anteriores.

En general parece como si el dato de empleo de EEUU hubiera creado cierta confusión en los mercados y estamos viendo hoy algunos movimientos bastante volatilidad con caídas en materias primas y Bolsas, subidas en los bonos.

EEUU: variación neta empleo mensual y media de 6 meses.

Análisis Técnico

El movimiento de ayer en los índices tuvo las características de un “climax”, propio de un techo de corto plazo. Las fuertes subidas que siguieron al dato del empleo desembocaron en una brusca caída, para luego estabilizarse. La apertura europea de hoy con “hueco” a la baja confirma un techo de corto plazo que, teniendo en cuenta las subidas acumuladas en las últimas semanas, conviene afrontar con cierta precaución.

El Dax se giró ayer con cierta violencia al alcanzar la zona del 9.000 que es un nivel de posible resistencia importante en su estructura de medio-largo plazo. Una corrección de corto plazo en próximos días o semanas podría llevarle a apoyarse en la zona del 8.500 de nuevo antes de retomar las subidas.

En el caso del Ibex no tenemos referencias claras de soportes y resistencias cerca. En todo caso podría asumirse que hemos iniciado, o estamos cerca de hacerlo, una corrección al tramo alcista desde los mínimos de septiembre. Este escenario implicaría una fase correctiva de algunas semanas de duración con la zona del 9.250 (correspondiente a un retroceso del 38,2% de la subida previa) como posible objetivo máximo de caída antes de retomar el proceso alcista de medio-largo plazo.